Vocalista de Slayer se despidió con un potente “¡Viva Chile Mierda!”