¿Perros “dientes de sable”? El ataque salvaje que causó destrozos en Quilpué