Vuela Alto Calugón Pelayo: Fin a la era del mítico producto